martes, 27 de septiembre de 2016

La gracia de las cadenas de las redes sociales

Nos hemos vuelto unos tontos en algunos ámbitos de nuestra vida cotidiana. ¿Dónde se quedó la parte de pensar antes de hacer algo? ¿No hay que pensar en las consecuencias antes de actuar?
Yo hace mucho tiempo que pensaba que las cadenas típicas de "si no reenvías esto a 1.000.000 de personas tu familiar morirá esta noche" se habían extinguido. Tristemente ¡¡se han modernizado!! Messenger, Gmail, Yahoo, en cualquier lado te podías encontrar una cadena de este tipo. 

Al principio lo pasaba, por hacer la gracia, jaja es reírse un rato, pero luego te das cuenta de la gilipollez más grande que estás haciendo. ¿No hay cosas más importantes que crear un tipo de cadena así? Llamadme rara, pero sí eso de verdad fuera a ocurrir, merecería la pena, pero como no es así, ya cansa. Hasta en twitter te encuentras ya ese tipo de tweets. 

Lo peor surge cuando se juega con los sentimientos de las otras personas. Las personas mayores pueden tomárselo esto en serio, no son iguales a las personas jóvenes que todo este tipo de bromas nos las tomamos en principio a risa. Recibir un mensaje diciendo que tu hijo se va a suicidar esta noche si no haces tal cosa, no tiene ninguna gracia.

Luego encontramos otro tipo de cadenas que de verdad si juegan con todos nosotros y por las que realmente escribo esta entrada. Los animales. "He encontrado este animal perdido, que contacte con este número quien pueda adoptarlo...." No quiero generalizar, porque siempre es importante encontrar un hogar dulce y amable para cualquier ser vivo, por lo cual dejo claro que ALGUNAS veces la gente juega con el cariño nuestro para sacar dinero. El otro día recibí una cadena así y me contaron que, al llamar al teléfono te colgaban, de manera que te conseguían cobrar y obtener beneficio. La inteligencia de esas personas debo aclarar que brilla por su ausencia. Sin embargo, nosotros pensamos, pobre animal, voy a pasar esto para que pueda encontrar un hogar. Pobre animal, el que a lo mejor ni existe, y pobres de nosotros que caemos como moscas en la mafia del engaño por compasión.


De todas maneras, podemos buscar el lado bueno de todas las cosas. Las campañas que pueden surgir de cualquier persona y pueden llamar la atención para participar, manifestaciones, recolectas por distintas razones...En esos ámbitos, siempre que se pueda, hay que echar una mano y difundir las cosas de la mayor manera posible. Cuántos más participemos, mayor será la repercusión en la sociedad y podemos sacar ventajas. Por ejemplo, las firmas para la investigación, financiación de la cura del Cáncer...Change.org me parece una idea increíble. Eso sí, antes de hacer nada, siempre SIEMPRE hay que informarse bien de que sea real. Ejemplo posible es una manifestación por whatsaap donde las mujeres en una hora iban a quitar su foto de perfil ¿Cuándo, Dónde, Por qué?A lo mejor fue ayer y a ti te ha llegado hoy, no tiene sentido. U otro ejemplo, "hoy apagaremos la luz una hora por los países que no tienen nada" Vale, eso es un símbolo, pero servir, sirve de poco si no se hace nada.
 Si no hay razones suficientes, está claro que hay que tener cuidado, porque, volviendo a lo anterior, podemos estar cayendo en un juego estúpido que a lo mejor algunos le pueden sacar beneficio a nuestra costa.

lunes, 26 de septiembre de 2016

¡A levantarse de la comodidad!

"A veces ocurre que lo que empieza como una locura, se convierte en lo mejor de tu vida. Sé libre de tus prejuicios, sólo incrementan tu orgullo. ¿Acaso el orgullo puede con los problemas? Tus aventuras no terminaron, ahora comienzan junto a él"

Me he encontrado estas frases en una libreta vete tú a saber de cuando. La verdad es que ha sido como, "Madre mía, cuanta razón hay en estas pocas lineas"

¿Cuántas veces no nos hemos perdido un evento, fiesta, quedada por no arriesgar, por preferir quedarnos en nuestra pequeña y reconfortable esquina conocida? Yo muchas veces. Desde siempre he preferido mantenerme en un lugar cómodo, donde todo lo que me suceda alrededor lo pueda tener perfectamente controlado, que nada se salga de los planes. Ahora, cuando sigo haciendo lo mismo, me pregunto la razonable pregunta de cual es la gracia de vivir en un territorio así.

La vida no sólo se alimenta de los amigos, familiares, y sucesos cotidianos, se alimenta de sorpresas, inquietudes y miedos. Sin riesgos, el tiempo se pasa como una linea recta. Por mucho que a veces parezca, y aunque sentada aquí me sienta cómoda, no sé si en el futuro podemos llegar a arrepentirnos de no llevarnos al límite. No estoy diciendo que mañana vaya a tirarme por un puente, pero si probar cosas que ayer no hice. Experimentar, rebelarnos contra nosotros mismos.

Por eso este año quiero cambiar. Salir, pero a hacer cosas distintas, no solamente a dar un paseo. También quiero viajar, coger un autobús, un coche con mis amigos y pasar el día en un lugar distinto, no común. Quiero que surjan quedadas sin organizar, que a veces se disfrutan más. Un regalo sorpresa, una clase distinta, un abrazo y un beso...Si sigo pensando luego no van a tener gracia, lo importante es no ceñirse al papel.

A veces no nos llevamos al límite por el lo que puedan a decir los demás ¿Y si me sale mal la jugada y se ríen de mi? Sé que no soy la única persona que ha acabado sin hacer algo por esa razón. No levantar la mano en clase, no presentarse voluntari@ en alguna actividad. Actos que pueden hacerte sentir en un segundo plano con el resto del alrededor. Creo que en ese aspecto hay que intentar arriesgarse, no tenemos nada que perder. Si sale mal, antes que nadie, debemos ser los que nos riamos de nosotros mismos, y en otro momento demostrar que nosotros lo valemos. Un error lo tiene cualquiera, y nadie debe influir en los pensamientos que tengamos sobre nosotros mismos.

Si algo he aprendido, es que hacer algo, debe ser porque yo quiera disfrutar, y nadie va a negarme a hacerlo. Quiero sorprenderme cada día a mi misma por lo que ayer no pensaba que podía hacer hoy y lo he hecho. Me he rebelado al yo de ayer. El otro día lo hice yo al apuntarme a un club de la universidad, y, aunque me sentía nerviosa por hacer algo así que no es normal en mis movimientos diarios, hoy me alegro. Me he rebelado. Si sale mal, pues es una historia para luego contar, lo importante es tener historias. Una vida sin historias es una vida sin sentido.

viernes, 16 de septiembre de 2016

¿Dónde se ha quedado el respeto español?

Acabo de cabrearme mucho. Es que no entiendo a la gente. ¿Por qué criticar al resto por sus costumbres, tradiciones?

Os pongo en situación. Estaba en YouTube viendo vídeos, lo normal, cuando me he acordado de un anuncio que vi hace mucho tiempo y me encantó. Es un anuncio de una marca de cerveza, donde promocionan Andalucía. Verlo me llena, porque saca cualidades bellas a relucir. Es una publicidad distinta, de esas típicas que ves en la televisión y no te puedes imaginar que anuncian.
El caso es que me he puesto a leer los comentarios que la gente había puesto, y no me entran las tonterías que dicen. Creo que el dueño del vídeo ha borrado comentarios, porque algunas cosas no tienen sentido. Me cabreo por alucine de la gente,

Es increíble como nos tratamos los españoles entre nosotros. Miro al exterior, y lo primero que veo es gente que aparenta estar unida, sin divisiones internas ni desprecios entre ellos mismos. Aquí, en vez de agradecer la gran variedad de culturas, tradiciones, méritos e historia que tenemos, parece que nos lo echamos en cara no ser idénticamente iguales. ¿¿Por qué?? Deberíamos ser una piña, y al salir fuera dar esa imagen. Parecemos unos egoístas y unos incultos. Dada la situación actual es que no sé ni en que país vivo. Si yo viera un vídeo que promocionara tan bien cualquier comunidad, me quedaría enamorada y con unas ganas de ver ese lugar que no se pueden describir.

Yo admiro España, cualquier parte. El Norte con su naturaleza; la zona Mediterránea con esa vida; el centro tan medieval, lleno de choques de culturas; El Sur, mi pequeña tierra. Incluso Portugal la consideraría parte nuestra, somos hermanos. ¿Por qué esa desconsideración a lo propio?
Eso sí, luego cuando juegan equipos nacionales, somos todos unos españoles que nadie se puede atrever a decirnos nada. Ya no sé lo que pensar.
No estoy diciendo que no seamos cada uno característico de nuestra zona, al contrario. Debemos ser distintos, el problema está en si nos apreciamos entre nosotros o no. Esto último me duele porque no se cumple. Veo países más grandes que sí cumplen esto, y nosotros que somos un país relativamente pequeño, no. No me extraña que llevemos así sin gobierno una temporada. Igual que no nos respetamos en cultura, en sociedad, no nos respetamos en casi nada. Qué vivan las excepciones que quedan sueltas y hacen apariciones que marcan.

Sueño con el día que lea esto y sienta que ya puedo borrarlo porque no tiene sentido, aunque no sé si sucederá. Vamos a dejar de sacar mierda, con perdón, y a ayudarnos entre nosotros, que no hace falta tanto orgullo y más humildad.

                      ---
Hola! ¿Cómo os va? Espero que os guste la entrada.
Creo que en este tema se podría profundizar más en algunos aspectos, principalmente en tradiciones, pero lo dejaré para otra vez.
Os paso el anuncio por si le queréis echar un vistazo, para mí es un honor verlo, y aunque fuera de otra Comunidad, lo seguiría siendo. Los derechos no son míos, ni el vídeo tampoco
https://www.youtube.com/watch?v=iwv6d2_JLNs
Un saludo!

miércoles, 14 de septiembre de 2016

Mini historia #3

No quiero que localicen mi tumba, sería el final de todo. ¿No puede tener una persona una segunda oportunidad?

Veinte años atrás fingí mi muerte (suena muy PLL). Fue relativamente fácil. Ser una millonaria te da una serie de privilegios que no tiene todo el mundo. Comprar a la gente me fue sencillo, unos cuantos actores y mi existencia cayó en el olvido. Quería poner punto y final a mi pasado, y empezar una vida nueva. Doné todo lo que poseía, aunque para el mundo fue un ruego en mi testamento inexistente.

De nueva York, al punto más escondido de Tailandia. Viví en lo sencillo. Supuse que nadie me reconocería, y estaba en lo cierto. Todo este tiempo he vivido en paz y tranquilidad. He conseguido adaptarme a una sociedad tan distinta a la mía. Ahora me siento una más.

La pena es que salir victorioso comprando a la gente se puede, pero engañar a la justicia es distinto. ¿Por qué tendría que salir ahora a la luz el caso de mi marido? Se supuso, o me inventé, que fallecimos en un accidente de coche... Sin embargo, no fue así. Él me odiaba. Después de dos años casados me di cuenta que solo me quería por el dinero. Siempre acabábamos discutiendo, hasta el punto de convertirse en una rutina.
Un día salí corriendo por las escaleras para no escucharle más, y él se tropezó, cayendo malamente. Muerte al instante. No pude soportarlo, yo si le amaba a pesar de todo.
Si me quedaba, me acusarían de su muerte, así que fingí el accidente de tráfico.

Lo que yo no sabía era que mi marido estaba supuestamente implicado en el narcotráfico ¿No confiaba en mí? Al salir esto a la luz, analizaron su cadáver. La policía científica afirmó este hecho, y propusieron analizar mi cadáver también por si yo era cómplice o no. Además, ¿Cómo era que el narcotraficante no tenía síntomas de haber fallecido en un accidente? Si no encontraban mi cuerpo pensarían exactamente lo que he hecho pero incluyendo algo relativo a las drogas, y no es así. ¿Por qué no dije la verdad desde el principio?
A todos nos invade el miedo alguna vez, lástima que mi "ver" sea mi condena.

Tocan a mi puerta, ya sé quién es. Menos mal que he tenido veinte años de felicidad.

---
Sé lo que estáis pensado, esto es una locura y creo que hay que echarle mucha imaginación para entenderlo jajaja No hay que buscarle lógica, porque no existe, Veámoslo como un pequeño relato de una actividad escolar bastante rara y sin fundamento (no me gustaban mucho este tipo de trabajos, ¿Se nota?)
¡Un saludo!

martes, 13 de septiembre de 2016

Mini historia #2

Si yo hubiera sabido donde se celebraba la carrera, no me habría apuntado. Debía correr en el bosque, ese lugar donde pasamos la mayoría de nuestra infancia mi amiga Sandra y yo. Ese lugar donde fue vista por última vez antes de desaparecer. La última persona que estuvo con ella fui yo.
La carrera era en honor a ella para recaudar fondos para su búsqueda. Cuatro años iban ya sin ella y sin ninguna pista. Todos desesperanzados por saber algo y los ánimos por encontrarla viva iban cayendo ¿Habría sido secuestrada? ¿La habrán matado y escondido su cadáver? Incluso, y lo menos probable ¿Habrá escapado voluntariamente?
Ella es...o era, no lo sé, una de las mejores personas que he conocido. Le caía bien a todo el mundo, era muy querida en el pueblo ¿Quién podría hacerle daño? Tantas preguntas y ninguna con respuesta...
Llegué a la línea de salida con Teresa. Fuimos a por la antorcha y nos preparamos para correr juntas. Ella sabía lo que este lugar significaba para mí y no quiso dejarme sola.
Sonó el pistoletazo de salida y empezamos a correr. A pesar de ser un camino largo, para la mayoría de gente no había prisa, pero para mi sí, no podía estar en ese lugar más tiempo del necesario.
Poco a poco los recuerdos fueron viniendo a mi mente sin ser llamados...la primera vez que subí a un árbol, la pelea en el barro que tuvimos el día que lloví a cántaros, el día que nos perdimos hasta que vinieron a buscarnos, el día que practicamos con el arco de su padre...
Tuve una corazonada espantosa. Me desvié del camino y me adentré en el bosque después de cuatro años, aunque lo recordaba perfectamente. Teresa me llamaba, pero no la escuchaba, yo tenía fijo mi objetivo.
Y allí estaba. El arbusto donde escondimos el arma de su padre ¿Cómo no me acordé de él? Pero no era eso lo que estaba allí. Había algo distinto y peor, el cadáver de Sandra. Alguien lo había puesto aquí para mí, sabrían que iría esa noche.
Salí corriendo con la antorcha, volví al camino desesperada y fui hacia el pueblo. No me importaba nada. Necesitaba salir de allí lo antes posible, esperaba que Teresa lo entendiera.
Me adentré en el pueblo y me senté al lado de la Iglesia. Cerré los ojos. Lo sabía. Sabía quién había matado a mi amiga. Esa persona que había intentado salir pero ella no quiso. Él era el único que sabía donde escondíamos el arco. Ese arco que nunca se encontró.
Mi hermanastro. El chico que odiaba porque pensaba que puse a Sandra en su contra. Todo mentira.
Abrí los ojos y allí estaba él. Preparado para atacar. Quería que supiera que le pasó a mi amiga antes de ser su siguiente víctima.


domingo, 11 de septiembre de 2016

Mini historia #1

¡Hola pequeños desconocidos!
Esta mini historia, junto con otras, me la he encontrado ordenando papeles, y, aunque no sean cuentos espectaculares, me hacía ilusión subirlos poco a poco por si a alguien le apetece leerlos. Su origen se remonta a hace varios años en el instituto y me daba pena tirarlos, así que no los tiré y ahora los puedo compartir y los podéis leer si queréis. Cualquier comentario será aceptado con una sonrisa:)
Un saludo

---

La misma pesadilla de todas las noches...

 Un gran golpe sonó en la pequeña casa de madera y, como consecuencia, Cassandra se despertó. Aturdida, se levantó de la cama y se dirigió hacia la ventana por si ocurría algo fuera. Sin hacer ruido, ya que su hermano Toby dormía profundamente justo al lado, apartó la cortina. El pequeño jardín estaba desierto, por lo que volvió en sus pasos y se acostó de nuevo.
 No consiguió conciliar el sueño fácilmente, sabía que algo había pasado y el susto no se le quitaría de encima hasta que por fin fuera de día y su madre le preparara su desayuno favorito por su cumpleaños. Pensando eso, el sueño la venció.
 Sin embargo, la joven Cassandra no fue consciente de que el ruido no venía fuera de casa, sino de dentro, y cuando su hermano la despertó más tarde, todo asustado, ya era demasiado tarde. Las llamas se veían a través de la puerta como una gran bola de fuego. Cassandra no tuvo tiempo de espabilarse cuando ya tenía los pulmones llenos de humo.
 Nuestra protagonista se quedó en blanco, no sabía que hacer. Odiaba no tener las cosas bajo control y ese era uno de esos momentos.
 Toby empezó a gritar, y eso hizo que ella saliera de su trance. Debía sacarlo de aquel lugar. Iba a ser el primer año que pasaba las vacaciones con él, y no quería que su sueño pasara a ser una pesadilla en unos segundos.
 La única salida que tenían al alcance era la ventana, así que fueron hacia ella. Decidida, Cassandra saltó con su hermanito por la ventana.
 Desde fuera, las llamas se veían grandes, demasiado grandes para el gusto de Cassandra. Aunque llamara a los bomberos, sería imposible que quedara algo de la pequeña casa de madera, donde pasaba los veranos con su madre y con su padre, hasta que se marchó el último con su hermano pequeño...
 Cassandra pensó que ese verano sería el más alegre por la vuelta de su hermano, ya que lo podría conocer, porque solo lo recordaba de bebé.
 Toby empezó a llorar. Ella no entendió la razón hasta que vió que estaban solos. Su madre no parecía haber escapado de las llamas...Nunca la volverían a ver.

Se incorporó jadeando. Esta vez en la realidad. Nunca podría superar ese recuerdo que le atormentaba todas las noches. Sobretodo, desde que se dió cuenta que esa noche fue ella quién dejó una vela encendida en el salón, una costumbre que se perdió desde que su padre y su hermano desaparecieron, pero por la vuelta del peque, ella quiso recuperar...Aunque no le salió la jugada bien.

---

He estado pensándolo mucho y he vuelto, como pensaba hacer, con una decisión nueva con respecto al blog. Luego o mañana os explicaré con otra entrada.