jueves, 26 de octubre de 2017

No lo olvides jamás

1:45
La vida es una ironía, y la suya no iba a ser menos.
Echaba la vista atrás y podía observar que sus sueños podían haberse convertido en reales. La ficción ya no superaba la realidad en muchos ámbitos. Y es que, nadie podía creerlo tiempo atrás, como la vida pasa y nos cambia al caminar.

La amistad marcha, viene y va, pero siempre imaginaba que lo de siempre sería para siempre. Cuan equivocado estaba, solo necesitaba tiempo para darse cuenta y recapacitar. Y es que no, no es el tiempo, sino los hechos. Pero otra ironía era que pensamos tanto en el futuro, que no nos fijamos en el presente. Y un día se cansó.

Un día se cansó de fantasear en lo que vendrá, porque le hicieron asentarse. Olvidar todo. Por un momento fue consciente de dónde, cuándo, y sobre todo con quién estaba. Sí, con quién. Hasta ese momento no vio con claridad como necesitaba vivir el momento con ellos. 
No los de toda la vida, sino con los que le habían demostrado que se preocupaban por él. No los de los momentos alegres, sino los que buscaban la felicidad y una sonrisa en él. No los que corrían bajo la lluvia, sino los que bailaban.

Y lloró. Lloró hasta saciarse de lágrimas esa noche. No paraba de preguntarse como podía ser real aquello. No se lo merecía. No. No había hecho nada malo, pero tampoco nada bueno. Solo sabía que algo había cambiado, que había encontrado un momento de paz con ellos. No sabía manejar la situación.

¿Pero que le pasa? ¿No encaja nada en los esquemas de amistad duradera y profunda? La verdad es que no, simplemente no. ¿Eso existía? Después de las idas y las venidas de todo tipo de ejemplares, ya no sabía que creer.

Luego se puso una venda en los ojos y confió. Se dejo llevar y al final, pudo encontrar lo que andaba buscando sin búsqueda. Sin querer. Por una tercera opción, un susurro paternal, acabó allí, entre gente de verdad.
Y aunque el futuro es incierto, el presente es más que real, y es lo que comenzó a disfrutar. Sin ataduras y sin miedos. Sin venguenzas o escondrijos.


Porque la vida una ironía, y la verdad se descubre al atardecer. Las sobras van desapareciendo, pero siempre queda lo bueno, solo hace falta el momento y el lugar adecuados.
1:58
25-10

domingo, 15 de octubre de 2017

Querido Amigo

Querido amigo:

Lo primero de todo, es decirte hola. A pesar del tiempo que ha pasado desde la última vez que nos vimos, yo te tengo presente, por lo cual, empecemos nuestra conversación como siempre.

No recuerdo la primera vez que te vi, era muy pequeña. Una niña descubriendo mundo a través de los pasos que podía dar. 
Tú, en cambio, eras un hombre hecho y derecho. Llegabas nuevo a mi terreno, donde ahora yo soy la forestera. 
Sin embargo, te adaptaste bien. Conocías a gente, te adaptabas rápido a los demás. Eras especial. Un oso achuchable.
Podías haber sido alguien cualquiera, pero no, no eras alguien más. Desde el primer momento empezaste a sacar sonrisas a la gente, a velar por los demás, mostrar alegría y cariño a los que más lo necesitaban. Estabas en todo, en clase, y no en ella. En los voluntariados, en los momentos de reflexión... 24 horas se podía disponer de tu amabilidad.
Sí, creo que no me di cuenta de la persona que tenía delante hasta que pasaron los años, y con ello el distanciamiento. Creo que aprendí gracias a ti, a valorar los pequeños gestos, los saludos y abrazos, las sonrisas y las lágrimas. 
Porque a veces te veo. A veces te veo en las sandalias, en las tizas blancas que a veces volaban cerca para traer a alguien de las nubes. Incluso a veces en borradores. Te veo muchas veces, cuando veo a mi madre y recuerdo esa frase "sois dos gotas de agua".
Sí, porque a veces no hay que estar cerca de una persona para echarla de menos. Porque no soy familia, no soy cercana, pero si he estado presente en parte de tu vida. Formaste parte de la mía, de una buena, por lo cual eso no se olvida. No puedo imaginar el dolor de ellos.

Ahora pienso en tu fallecimiento y no puedo evitar pensar que siempre se van los que menos lo merecen. Es injusto, lo sé. Me arrepiento el día que iba caminando por la calle y no te saludé puesto que estabas hablando con otra gente. Hay veces que no sabes como reaccionar ante situaciones, y yo me siento ahora tonta por ello. No sabía si me recordarías como yo a ti.
Lloro desde que te fuiste, cuando me acuerdo de ti en cada uno de los momentos que formaste parte de mi vida. Dos años que pueden hacer demasiado en una persona. Te quiero y te echo de menos.
No merecías este final. 

Sin embargo, tu seguirás siempre con una sonrisa, estés donde estés. Y así te recordaré.
Descansa en paz.

domingo, 20 de agosto de 2017

Decorando con Palabras #6


-Papá, ¿a dónde me llevas esta semana?- Preguntó la pequeña del forestal
-Es una sorpresa hija- dijo él, con una sonrisa en el rostro- Pero seguro que te va a encantar, como siempre.

El coche no paraba de dar vaivenes de una manera bastante violenta, por lo cual se imaginaba que era un sendero no accesible para cualquier vehículo. Tenía bastante intriga. Además, la música que le llevaba su padre puesta era de las típicas bandas sonoras de una película en los momentos de acción extrema. La habían llegado a encantar esas películas demasiado.

-Casi hemos llegado melona
-¡No me llames melona! ¡Y quiero llegar ya!- Se empezó a tocar la cabeza, ¡No era tan cabezona! Sin embargo ya le estaba empezando a acostumbrar que la llamara así, por el cariño que sentía de quien se la decía.

El motor del coche dejó de sonar. Habían llegado después de 10 canciones y 2 cambios de disco. Rápidamente ella se desabrochó el cinturón y se puso la chaqueta que siempre le daba su madre antes de salir.

Su padre le ayudó a bajar, y, juntos anduvieron por lo que a ella le pareció un lugar mágico. Notaba la humedad del suelo, seguramente producida por la lluvia que estos días había sufrido toda la comarca. Le gustaba ese olor. Le recordaba cuando de pequeña, se revolcaba con sus primos en la finca de su abuela, cercana al río.

Cuando su padre decidió que ya se había alejado lo suficiente, se tumbaron.

-Escucha melona. ¿Sabes que es ese sonido que se escucha?
-No papá, ¿Un búho?
- Casi, es una lechuza. Seguro que está pendiente de algún animal para zampárselo ¿Sabías que comen murciélagos?¿Y cucarachas?
- Pues entonces tenemos que conseguir una lechuza para casa...-Se rieron juntos

-Si no te centras en el sonido de la lechuza, a nuestra derecha podrás notar un sonido bastante agradable. Seguro que si nos quedáramos pendiente de el, nos dormiríamos aquí. ¿Qué crees que es?
-Esa es fácil ¿Un río?
-Si hija, es un río, aunque dada la suavidad con la que suena, diría que es más un riachuelo. Seguramente su cantidad de agua venga de una sierra cercana, y al hacer mucho tiempo que la nieve se derritió, ya no hay mucha que suministre hacia aquí. Es probable, por el estado del suelo, que si siguiéramos corriente abajo, encontremos un lago, o al menos un estanque. Pero, pensemos. Estos días ha estado lloviendo, así que a lo mejor por eso el riachuelo lleva agua y es una mera corriente y por debajo nuestra no hay nada ¿Quieres que investiguemos?
-¡Sí!
- Pues después iremos a explorar, pero tendremos que ir a por las linternas. Puede que si encontremos un lago, haya peces.

-Papá, y ese sonido que suena chirriante ¿Qué es?
-Es el viento. A estas horas de la noche, se nota mucho más cuando pasa chirriando a través de los árboles. Cuando era pequeño yel colegio me traían al bosque, nos asustaban con eso.
-Yo no soy tan asustadiza.
-Lo sé peque, pero sí te puedes poner mala ¿tienes frío?
-No
-Estamos en un bosque con unos árboles muy altos y frondosos, por lo cual el viento además retumba más fuerte de lo habitual. Además, tenemos arriba un efecto muy chulo. Imagínate un lienzo de un azul oscuro con puntitos blancos. Ahora, aleatoriamente, das unos brochazos con colores, como pueden ser rosa, rojo o naranja. Es un efecto visual muy bonito, ya te explicaré cuando seas mayor por lo que es. Parece que has cogido tus trozos de plastilina y los has mezclado
-Eso forma un color muy feo, seguro que no es así. Ese ejemplo es muy horrible- Ella empezó a reír
-Vale, pues una especie de arco iris a lo bestia
-Mejor papi

-Papá, y es que suena ¿si es un búho?
-Sí, hija sí. A ver si la próxima vez te acuerdas bien- El teléfono del padre empezó a sonar-Contesta papi
-No, quiero disfrutar contigo- El móvil dejó de sonar - Toca a tú izquierda
-Pues hay, tierra, tierra y barro.
-Un poco más a la izquierda.
-Pues hay una hoja. Diría que es de una encina. Pero las encinas tienen las hojas perennes, ¿Cómo van a estar en el suelo?
-Eso es porque hace poco hubo un incendio en la zona. Algunos de los árboles que nos rodean están horribles. Estamos trabajando en ellos.

-Toma y huele esto. ¿Qué crees que es?
-Huele demasiado bien para ser real. Es mejor que las colonias que mamá.
-Es un lirio del valle, Es una flor blanca o rosada, aunque aquí crecen normalmente más de la primera. ¿Quieres que le llevemos unas pocas a mamá?
-Sí, seguro que le encantará.

-Papá, ya si estoy empezando a tener frío, ¿Podemos movernos?
-Claro melona, ¿Quieres que sigamos el riachuelo? Como una aventura
-Síííí, ¡vamos!

Y se dispusieron a su aventura a través del riachuelo, donde él le iba explicando todo lo que su conocimiento podía darle a su pequeña hija.
Sin embargo, él ya sabía que había al final del riachuelo. Un lago. El lago. Sólo que él quería descubrirle a ella que todo tiene una doble perspectiva. Depende del momento, lugar y situación.

El lago que les cambió la vida. El lago que la dejó ciega.

-Ya estamos melona


Ya estamos aquí, una semana más en la sección. Vaya fotografía. Nuestra proporcionadora de imágenes nos va buscando retos semana tras semana, pero merece la pena.
Como siempre, pasaros por el blog de mi amiguilla perezosa When There's no sound
Un saludo!

jueves, 17 de agosto de 2017

¿Leerías el libro de tu vida?

Imagínate que te llegara a tus manos un libro. Al principio podría darte alegría, si eres un lector fanático; o tristeza y aburrimiento, si ese tipo de entretenimiento no te llama. Sin embargo, a pesar de todo, lees la reseña...

"Aquí está la historia de _____, donde se demuestra que no todo es lo que se ve. Adéntrate en su vida desde pequeño hasta el momento de su último aliento"

Si os pasara algo así, ¿lo leeríais? ¿Os gustaría leer vuestro futuro sin haber ocurrido todavía? ¿Os desvelaríais las sorpresas que os esperan? ¿Queríais saber el momento de vuestra muerte?


lunes, 14 de agosto de 2017

Decorando con palabras #5



Pasear a Copo se había vuelto una costumbre antes de ir a clase. Cada mañana estaba llena de un mar de sorpresas en esta nueva ciudad, y eso me alegraba el resto del día.
Esa mañana tocó el puerto. Estaba bastante tranquilo, no sabía si porque los marineros ya había salido al mar a trabajar o porque fuera demasiado temprano para ellos. Sea la razón por la que sea, me gustaba el lugar. Pude andar bastante por el paseo marítimo cercano en un ambiente de paz y soledad que me relajó.

Sin embargo, hubo algo que me cautivó.
En un pequeño muelle cuidadosamente retirado, como si estuviera ubicado para que pasara desapercibido, había una mujer tumbada en el borde. Recordaba muy bien la sensación que sentí al verla allí. Yo, desde el paseo, en tierra firme; y ella, en el límite entre la tierra y el mar.
Esa emoción me hizo entrar en el muelle a través de sus tablas de madera. Era más viejo de lo que aparentaba. Copo corrió y se acerco a la mujer. Ella, en vez de asustarse, se incorporó y cogió a Copo en brazos. Ya no me quedaba más remedio que acercarme hasta ella.

Al llegar a su lado, vi que a parte de ser joven, era bastante guapa. Sin embargo, me abrumaba de ella otra cosa, la cual no entendía que era, pero me hacia sentir la necesidad de sentarme con ella a mirar a la lejanía en horizonte, por donde el Sol estaba a punto de salir.

Copo se quedó dormido, pero ella le dio un sorbo a su bebida y empezó a hablar.

"14 de Septiembre del 2006. En esa fecha empezó mi vida de nuevo. Era un poco más mayor que tú, 25 años tenía. Pero eso no importa, porque a pesar de lo que digan, a la hora de hablar de sentimientos, la edad no es inconveniente.

Estaba llegando con mis amigos por esa zona de ahí, con una pequeña embarcación. Por ese momento no existía el puerto que hay a poca distancia de aquí, en el pueblo era raro navegar para comercializar. Era más por ocio. 

Se nos ocurrió la idea de, por esas rocas que ves ahí a la izquierda, subirnos trepando y tirarnos. En esa edad no percibes el peligro de la manera que realmente lo es. 
Me subí rápidamente, era más rápida que mis compañeros, y me tiré. Sí, así fue. 
No sé de quién fue ya la idea de subirnos ahí, tampoco importa, pero no sabía la profundidad del agua a la que nos tirábamos, estaba claro.
Al caer, en una de las piernas me di un gran golpe del que no fui realmente consciente hasta que salí a flote. 

Mis amigos, al darse cuenta, me subieron a la barca y me llevaron al muelle, mientras que llamaban al 112 a por ayuda. Al subirme al muelle, vi, a través de las pocas fuerzas que tenía, la desesperación y el miedo en los ojos de mis amigos. Ellos temían por mi vida, y yo había pasado el punto de sufrimiento a aceptación de lo que venía.
Alguien llegó y me empezó a tratar, a hablarme e intentar espabilarme. Supuse que eran los médicos de urgencia, pero no. Era una joven de mi edad, la cual había visto alguna vez en el supermercado. Me dio algún tranquilizante, hizo más cosas que no llegue a sentir, y,a pesar de no entender nada, ya que mis amigos estaban diciéndole que me dejara, me sentí mejor. Al minuto me desmayé.

No sé cuánto tiempo pasé dormida, pero me desperté en una pequeña habitación del hospital. Estaban mis padres y la chica que recordaba entre sueños. Ahora llevaba una bata, por lo que supuse que era doctora. Me dijo que había llegado a tiempo para que la herida no fuera peligrosa.
Seguramente, si ella no hubiera estado cerca del lugar, no estaría despierta.

Y, con el paso del tiempo, empezó a surgir algo. Al principio pensaba que era admiración y deuda, por haberme ayudado, pero luego fue algo más. 

Me la encontraba todos los días en el muelle. Yo, venía a sentarme aquí, por cualquier razón, hasta el punto que cada día ponía una excusa para poder estar. Ella, corriendo antes de ir a trabajar al hospital. Así me encontró ese día, y así me encontraba todos los días.
Al principio era nervios lo que sentía, pero al final fue amor. Lo sabía de la misma manera cada vez que la miraba a los ojos.

Paso a paso, empezamos a salir, y conocernos más informalmente que lo típico de doctora y herida. Era un encanto de persona, y, por lo que ella me decía, yo también. 
Nos comprometimos, nos casamos, y conocíamos mundo. Cada escapada era un aventura. Cada momento junto a ella era una bendición.

-Perdona, ¿Qué hora es?"

Estaba tan metido en la historia que me estaba contando la muchacha que no me di cuenta que me estaba preguntando en realidad qué hora era. No quería que entablara conversación conmigo, quería que me siguiera contando.

-Son las 8:45- Iba a llegar tarde a clase, y lo raro era que no me importaba ¿Qué me estaba pasando?. Mientras, ella le dio otro sorbo a su bebida. Entendía que necesitara una pausa.

"Faltan diez minutos. 

Después de 10 años, yo seguía viniendo aquí, pero ella no. Había días que trabajaba más temprano, lo cual nos partía el corazón. Yo mantenía la tradición por las dos. Me traía mi portátil y hacía los negocios de mi empresa.
Me sonó el móvil y no conocía el número. Me asusté, y más diciéndome que era del hospital, aunque no resultó ser nada grave. Había un pequeño que necesitaba un trasplante de médula urgente, y mi esposa (aunque nunca la llamaba así, era demasiado posesivo) era compatible.
Nos alegramos muchísimo, puesto que, ya no solo como médica, sino como una persona normal, iba a ayudar a un pequeño a vivir.
Fuimos al hospital, y rellenó lo necesario. 
La felicidad era notable en ella, y cuando llegó la fecha de la operación, más todavía. Todo salió espectacular. Ver al pequeño sonreír lleno de vida, nos llenó la nuestra también.

Sin embargo, a las 8:55, un tal día 14 de Septiembre de 2016, el corazón se me paró. 
Me volvieron a llamar del hospital, pero esta vez sin buenas noticias. Ella se había desmayado sin razón aparente y estaba ingresada. Fue todo demasiado rápido, y al llegar yo, ya había gente llorando. Algo había salido mal, no daban esperanza. Solo me dio tiempo a entrar a verla, cuando me vio, sonrió y cerró los ojos.

Doné los órganos, como ella había querido, y lo que quedó de ella, lo esparcí en el agua de este muelle. Nunca sentí un vacío tan grande en mi corazón.

Intenté recuperarme. Venía aquí todas las mañanas, luego me iba trabajar, y dormía. Era una rutina que con el tiempo se volvió estúpida, sin fundamento.

Luego, te descubrí corriendo por el paseo por la mañana. No sabes la alegría que me dabas. Me recordabas a ella, aunque no puedo seguir engañándome. No puedo seguir viviendo sin un objetivo. Solo quiero darte las gracias por haberme animado en secreto y haberme escuchado hoy. 
Hoy, empiezo una nueva vida, el 14 de Septiembre de 2017"

Y, diciendo eso, terminó de beberse la botella. No sabía que decir. Era una historia de amor que había tenido un final trágico. Quería animarla, decirle que podría salir de esta, pero no era así. Estaba tan vacía por dentro como esa caja de medicinas que había a su lado.
¿Esa caja de medicinas? No podía ser cierto lo que estaba pasando. No tenía conocimientos de medicina ni sabía que hacer en casos de urgencia, pero si sabía que esa dosis de medicamentos podía matar a cualquiera. Solo era cuestión de tiempo que cerrara los ojos y volará con ella.
Así que decidí, a pesar de romperle su futuro, llamar a emergencias. No podía quedarme sentado sin hacer nada.
No me lo impidió. Y, cuando me miró a los ojos después de colgar la llamada, sabía que era demasiado tarde.

...

-Hoy, 14 de Septiembre de 2018, hace uno y dos años respectivamente de la muerte de las chicas del muelle. Así os llaman banco del paseo. Os lo pedí yo mismo, para honraros, por ser vuestro sitio. Eso sí, no quise que lo pusieran aquí, en el mismo muelle, no quería que se rompiera en ambiente del lugar. A Copo le encanta venir por aquí por las mañanas.
Hace un año que me cambiasteis la manera de ver la vida. Os lo tengo agradecido, y muy en mente. Y, como cada mañana, os vengo a contar algo nuevo, y seguro que os enorgullece.
He entrado en la carrera de Medicina.



---

Después de una semana de pausa (en verdad es que a mi amiga y a m.i nos dio pereza, y quisimos descansar una semana) volvemos a comentar imágenes. Espero que os haya gustado la entrada de esta semana de esta sección :) No olvidéis pasaros también por when there's no sound para leer otra perspectiva.
¡Un saludo!

sábado, 12 de agosto de 2017

NO me llames así.

NO. Ya basta. NO me llames así.

NO ME LLAMES PUTA

¿Tú sabes lo que es una puta? Mejor dicho ¿QUIÉN ES? Es una persona que ejerce la prostitución y se gana la vida honradamente con ello (atención, el corrector me subraya honradamente y me sugiere horrendamente, ¿casualidad?). No es un trabajo ni mejor ni peor que cualquiera. A veces la gente hace cosas desesperadas para sobrevivir, y a veces no. Pero tú, si tú, que lees esto, si llamas a alguien así, no estás haciendo daño a quién se lo dices, estás dañando la imagen de la persona que trabaja en ese empleo. ¿Sabes que también se puede decir en masculino? Puto. Sí, existe. Que poco lo decimos para insultar a un chico ¿eh? Queda mejor Putón ¿no? Te aclaro que putón, según la RAE, solo es un término para mujeres.


Date cuenta del orden de acepciones de la palabra. Usamos más, o se valora como más importante el uso que le hacemos como palabra malsonante o referido a su propio significado.
Ponte en el lugar de la persona que trabaja, normalmente en no muy buenas condiciones (a parte de explotación sexual, explotación laboral en precarias condiciones con sueldos inferiores a la media), en ese puesto de trabajo para dar de comer a su familia. Ha podido venir a España engañada con una promesa de vivir mejor, libre de guerras, persecuciones... y se encuentra de nuevo atada con deudas.
Ni tú ni yo sabemos la situación de cada una de estas personas, así que ya sabes.

Estoy segura que no quieren ejercer este trabajo, ya no solo por lo que consiste, que es verderse literalmente, sino por la "reputación" que trae.

Y no, no se me olvida la frase hecha por excelencia. Eres un hijo de puta. Piensa en el trabajo de tu padre/madre. Ahora yo te dijo "Eres un hijo de *inserte trabajo*", de manera mal sonante. Perdona, a mi no me hace ni PUTA gracia que alguien se ría de mí por el trabajo de la persona que da su vida a cambio de que yo pueda tener un futuro.

NO ME LLAMES RETRASADX


Una vez dejado claro los significados de la palabra. ¿Por qué nos llamamos así entre nosotros? Al igual que antes, no me estás jodiendo la vida a mí si me llamas así, estás despreciando a una persona, que por ciertas circunstancias, ya sea nacimiento, un accidente, o el simple paso del tiempo ha acabado como tú y yo no queremos estar. Así que piensa antes de decirlo, porque mañana, tú no sabes donde puedes estar, y por arte de magia puedes acabar en el lugar equivocado en el peor momento. Verás que gracia puede hacerte ser un discapacitado, tener la mala suerte de depender 24 horas de alguien. Yo, no podría vivir. Es un término capacitista, no un insulto para ir usando con la vida cotidiana.

NO ME LLAMES CABRÓN. NO ME DIGAS CABRA

Atención al micromachismo. Tenemos dos animales. El cabrón y la cabra. Cuando te dicen "Eres un cabrón" se da a entender que eres el machito alfa, has hecho algo que por muy PUTADA que sea, te puede llenar de orgullo con respecto a alguien o algo. Sin embargo, "Estas como una cabra" ¿Que le pasa a la cabra? Si estás como una cabra, estás loc@ o chiflad@. Lo siento, pero yo no puedo evitar compararlo con que el cabrón es el macho y la cabra es la hembra. Opiniones se aceptan.

NO ME LLAMES PARGUELA


A ver, no entiendo. ¿Qué malo tiene parecerse a una mujer? Igual que la expresión, "eres una marimacho" ¿Qué malo tiene parecerse a un hombre? Cada uno somos como queremos, y no somos una "cosa", como parece que están definidas las palabras "mujer y hombre" ¿Hay unos requisitos, una lista? Parecerse a alguien no es malo. Además, todo lo decimos en tono despectivo. Dejemos a cada persona que sea como quiera ser.

Ver Amanerado, más de lo mismo

NO ME LLAMES GUARR@


Otra palabra buena. Una persona guarra es la que no se ducha, la que huele mal, la que no tiene modales (no sabía que eso estaba aceptado oficialmente)... 
¿Donde pone que guarr@, aunque normalmente se dice guarra, es una persona la cual se acuesta con quién le sale de donde quiere cuando quiere?  Porque yo creo que ese es el uso más común entre los jóvenes. Y no tan jóvenes. Luego prometemos no juzgar a nadie por lo que habla JA JA 

Similar es el uso de Zorra., que no está registrado en el Diccionario con el sentido que se usa.

Separemos conceptos. Ni puta ni guarra entran en el uso que se le aplica. Llama guarro a alguien "en todo caso", por ser una persona repugnante, como pone que "está permitido".  No quiero decir ejemplos.

Un ejemplo claro para usar este término, es con el vello corporal. Vamos a ver, el vello es algo natural, que tenemos todos los seres humanos y animales en su mayoría. ¿Por qué una chica no puede permitirse el lujo de tener vello y se tiene que hacer técnicas, a veces dolorosas, (o casi siempre) y un hombre no? ¿Por qué un hombre puede lucir vello y no ser tachado de guarro? El problema no es que no se le llame al hombre guarro, es que se le llame a ELLA guarra, por una condición que no es sucia, es natural.

NO ME LLAMES MARICÓN

Otro insulto estrella.

Manda narices la cosa. Leamos. Creo que es mejor leer las acepciones de abajo a arriba. Urraca, vale. Homosexual, vale. Sí ahí se quedara la cosa, pienso que no habría problema. Aunque en verdad sí habría, ya que la palabra marica se usa en todo despectivo, mal sonante. Sí es un problema. Pero sigamos leyendo. Dos. ¿Me estás diciendo que por tu condición sexual tu personalidad está definida? Eres débil, medroso (atención a la definición de esta palabra "que infunde o causa miedo" o "temoroso de cualquier cosa")

Arriba vemos la palabra parguela y marimacho. Eres palabras son despectivas en el sentido de que te pareces a tu sexo "contrario a tu ser". Aquí estamos en las mismas, eres marica porque "no te acercas al modelo de hombre ideal". Incluso eres "afeminado". Claro "ese es el problema". Que te pareces a tú sexo "contrario".  Tiene guasa la cosa.

¿Es que no nos damos cuenta lo que le estamos diciendo a una persona cuando decimos la típica frase "Eres un/a...." Inserte cualquier palabra ya.

NO ME LLAMES DE NINGUNA MANERA

Yo no sé si a ti, lector, te ha servido de algo todo esto que he escrito. 6 Insultos. 6 maneras de encasillar a la gente de manera superficial, errónea, sin argumentos y con idioteces. Yo sí he aprendido algo. 
Y si fueran solamente estas seis palabras... otro día seguiré investigando cosas menos obvias.

A veces no somos conscientes de todas las cosas, palabros malsonantes que salen por nuestra boca. Yo la primera. Deberíamos aprender a fijarnos un poco más, porque no te influye solo a ti. 
No nos encasillemos, siempre decimos basta etiquetas, fuera complejos, pero no nos fijamos en los más básico. Nuestro día a día. 

---

Y recuerdo que es mi opinión, que no puede coincidir con la tuya. Acepto contras pero no me llames de ninguna manera por no opinar igual que tú.

Todas las capturas pertenecen al Diccionario de la Real Academia Española. No me pertenecen. 
http://dle.rae.es/?w=diccionario

jueves, 10 de agosto de 2017

Queridos Padres...

"Queridos padres:

Como creo que me he portado bien, solo quiero 2 regalos:
 1. Calendario de gatos 2009
 2. La muñeca morena de High School Musical canta conmigo
No quiero nada más, que lo sepas, pero te digo lo que cuesta (en el sitio más económico): 32,89 euros. No te pido juegos de consola ni nada. Es más barato de 35 euros, aunque si quieres traeme alguna otra sorpresa.
Los regalos son del Carrefour, compradlos allí.

Adiós. Y traedme esto por fi."

2009. Tenía once años cuando escribí esto. Recuerdo que escribí esta pequeña carta en un papel de medio folio, y se lo dejé por la noche a mis padres en la cocina. Si no recuerdo mal, por la mañana me levanté antes que ellos y quité la carta del lugar donde la había puesto, por lo cual nunca la leyeron.

Creo que quería seguir viviendo en la magia de la Navidad. Negar lo innegable, y seguir queriendo aferrarme a la infancia como cualquier niñx inocente. Si ellos no leían la carta, sería una manera de no aceptar la realidad de los Reyes Magos. 

La infancia es lo mejor. A pesar de ser ignorantes del mundo que nos rodea, eso también es una ventaja. 
El ratoncito Pérez, el cual nos despertaba por las mañanas con un regalo debajo de la almohada y con una posterior sonrisa. 
La Navidad, donde nuestros sueños y deseos se cumplían bajo el árbol. El calor de reencuentros familiares, charlas en la chimenea; la emoción de levantarse antes que nadie, despertar a todos en la casa, gritar de emoción al encontrar tu juguete... 

Nunca quise pedir nada. Siempre que me preguntaba alguien que quería por Navidad, decía que quería que los Reyes me sorprendieran. Son magos ¿no? Luego empecé a entender la insistencia de mis padres por preguntarme. Pero es que, me gustan las sorpresas.

La inocencia nos hace creer en las personas que más queremos. Nuestros padres son nuestro apoyo desde el primer momento, y cualquier cosa que nos digan, somos fieles a ello. Descubrir la verdad es empezar un camino en futura soledad.

Quién volviera.


domingo, 30 de julio de 2017

Decorando con Palabras #4


Me cansé de esperar.

El tiempo enseña que de quién no recibas, no le des; de quién no lucha por ti, no luches
Pero aquí estoy, como una idiota, negando lo inevitable.

No, no me gusta rendirme a la verdad, es mejor cegarse a esperanzas y promesas utópicas. ¿para qué buscar la felicidad en uno mismo si está en los demás? Que falsa mentira, siempre gana el egoísmo.

Pero aquí estoy, haciendo que tú indiferencia hacia mi, descubierta y puesta a la luz por ti mism@, me haga daño. Porque lo que menos te esperas viene de los que más amas.

Pero aquí estoy, escuchando tus penas, tus sufrimientos hacia la vida, como si fueran a arrancártela. Me haces pensar que tu vida es una fosa, apenándome de ti. ¿Para que entonces preocuparse por mi, si lo de los demás en peor? Me podría preguntar a mi misma, pero también a ti.

Pero aquí estoy, aguantando tus mentiras. Y no, no puedo decírtelo, porque se que duele enseñar las cartas. Pero, ¿No es peor vivir con la verdad mientras que el falso, osea tú, piensa que no es así? No lo sé, no lo sé. A pesar que dijiste que no lo ibas a volver a hacer, aquí estamos, en la boca del lobo de nuevo.

Pero aquí estoy, otra vez en el silencio de la noche. Descubriendo el mundo desde el sofá. Viendo la realidad, negra como la conciencia de todos.

Porque en este mundo no hay malas personas, pero tampoco hay buenas. Nos lo negamos a nosotros mismos, diciendo que hacemos siempre lo más correcto, pero no es así. Hacemos lo que más nos conviene, y nos da igual el de al lado.

Sí, en las sombras, pero soy la de al lado. Te esperaba que cambiaras, y no lo has hecho. Me cansé de esperar sentada. No soy nadie para pedir que cambies, a lo mejor me toca a mi. Algún día me tocará abrir las alas y avanzar al mundo, aunque sea así, en soledad.


Pero aquí estoy otra vez, esperando a alguien con bondad.



martes, 25 de julio de 2017

"we just want to get home again"

El día 6 de Julio cambió mi percepción de los refugiados de una manera enorme. Siempre los he apoyado, porque son personas como tú y como yo, pero nunca me había parado a pensar su punto de vista. Una canción me hizo ver que la realidad es mucho más dura.


Coldplay - Aliens.

No pongo está canción aquí únicamente por ser fan del grupo, que lo soy, sino por el mensaje que trae la letra. Creo que se entiende perfectamente que quiere decir. Me tocó mucho la fibra sensible. Me dio la sensación que hasta que no nos muestran las situaciones graves de una manera que nos llama la atención, no nos damos cuenta del problema.

Os invito que escuchéis la canción y os fijéis en la letra. 
Cual es el punto de vista de un refugiado

---
Pensaba comentar el vídeo y su letra, pero simplemente no puedo. Lo tenía medio escrito pero lo he borrado. Es demasiado horrible. Somos demasiado horribles por tratar a personas como las tratamos.
Joder.

domingo, 23 de julio de 2017

Decorando con palabras #3

 
Imagen de Tom Ward

Ahora serás feliz. Estarás content@ con la gente que te rodea. Lo proyectas bien en las redes sociales. Creerás que estás aprovechando la vida, pero en realidad estás haciendo lo que desperdiciaste hace mucho tiempo.
Te reirás de los demás con la gente que antes se reía de ti en un cara, y no parece importante.
 Sí, porque la gente cambia, pero la esencia sigue estando ahí. Lo sé. Porque te conozco. Y por mucho que pase el tiempo, yo siempre sabré como tú eres, no como esa gente tan preciada.

Porque, como todo cuento de Disney, erase una vez una amistad. De las que, por la longevidad con respecto a otras, suelen sentirse como para toda la vida. Sabes que por esa persona lo darías todo. No importa sexo, edad, raza. 
Era puesta a prueba por diversos obstáculos, presiones, caídas y huracanes. De todo salía victoriosa. 
 No te importaría que tres tarados se metan contigo, mientras que tú hagas feliz a quién crees que lo merece.Sacas las garras, uñas y dientes, arriesgas tu reconocimiento, crees hacer lo correcto para todos. Y eso te llena, y la llena a tu amistad. Porque sois almas gemelas. Salvador y salvado. Héroe del inocente. Familia reunida para siempre.

O no tan para siempre. Porque la gente cambia. No solo las relaciones amorosas son tóxicas. Si le abres el corazón a alguien, es más fácil de romperlo.
Sí, esa persona por la que lo diste todo, te da la espalda. Podían perdonarse los susurros, pero no las mentiras. Porque una mentira duele más de quién menos te lo esperas. Una trola de quien has protegido, arriesgado mucho de ti mismo Darlo todo y no recibir nada. Todo era fachada para proyectar al exterior. Todo era un aprovechamiento de usar y tirar.

Sí, a veces hay que ver las cosas desde fuera para darse cuenta de todo lo que se ve. Hasta la persona más dulce puede aprender a jugar en este mundo de egoístas.

Pero cuidado. Yo también sé jugar. 



---
Tercera entrada de la sección. La verdad que no pensaba al principio que esto me iba a gustan tanto. Pone los sentimientos a funcionar en verano, cosa que da bastante pereza.
Pasaros por el blog de mi compi When there's no sound, que escribe de maravilla.
¡Un saludo!

jueves, 20 de julio de 2017

Julio. Incertidumbre. Noches de sofá, televisión y un buen libro. Soledad acompañada de bebida. Libertad condiciona. Alegría en familia. Piscina. Ruido del vecino quejica. Verdadero rostro. Falsedades y distanciamientos. Playa. Descanso del mundo. Paseos eternos y conversaciones profundas. Escritura en breves lineas. Atención al lejano y whatsaap incómodos. Las dos de la mañana. Madrugones innecesarios. ¿Poco pensar? Solo bailar en soledad. Pena de aguantar el peso del mundo. Soportar la pena del resto. Buena cara. Lluvia inesperada. Silencio. Calentamiento Global. Tonterías. Engaños y mentiras. Quedadas utópicas. Dormir como solución a todo. Y sin llover, mucha tristeza. Aprovechar la hambruna de idioteces. Temas inesperados. Película de verano. Lost. Pérdida de tiempo. 

domingo, 16 de julio de 2017

Decorando con palabras #2



El mundo a cambiado mucho gracias a las tecnologías. Somos conscientes en minutos de lo que ha pasado al otro lado del charco. Podemos comunicarnos con alguien que se encuentra en distinto país a nosotros. Conocemos más culturas, hábitos, puntos de vista de situaciones cotidianas, lo que nos hace más respetuosos (o debería hacernos) con lo extraño hacia nosotros.
Día a día nos llenamos de conocimientos y cultura a través de nuestras pantallas. Y eso es bueno. Por eso llego aquí...

Querido Gobierno:

Cambiad el sistema educativo. 
Vosotros, los gobernantes, habéis crecido en otra época, con una mentalidad distinta. Nosotros, ya no somos lo que vosotros creéis. Estamos cansados de como queréis que pensemos, estudiemos y actuemos.

Nuestro sistema está lejos de los mejores en el mundo. Nuestra única misión es memorizar cosas, que plasmaremos en un examen y probablemente olvidaremo . Es una y otra vez lo mismo. Desde pequeños, que empezamos con gran ilusión por aprender a leer, escribir y hacer cosas en la vida; hasta en la universidad, donde ya estamos cansados de encontrarnos en la misma situación de siempre.

Una mesa. Una Pizarra. Papel. Lápiz. Alumno. Profesor

Queremos aprender no únicamente esas cosas. Queremos aprender antes de nada valores. Creo, que es más importante conocerse a uno mismo, trabajar en nuestro desarrollo como personas, conocer las emociones y saber controlarlas sin que nos puedan jugar malas pasadas. Buscar la felicidad en nosotros y en nuestro alrededor. Muchas veces se piensa que los valores los debemos adquirir en casa. Sí, en eso estamos todos de acuerdo. En casa nos forman como personas, pero en clase nos deberían terminar de completar esa formación, puesto que nos desarrollamos en aspectos diferentes.

Luego, ser autodependientes. Aprender a hacer pequeñas cosas que no nos obliguen a depender de nuestra madre/padre en algunos momentos de nuestra vida temprana. Cocinar, poner la lavadora, planchar, rellenar solicitudes... Así acabaríamos con la idea de que "eso es para mujeres", consiguiendo a la vez fomentar el feminismo (igualdad de géneros). 

Una vez que nos conozcamos como personas, ya sí deberíamos trabajar en el conocimiento. Eso sí, de manera moderada y no buscando el repetir como loros. Hay países que tienen menor nivel académico y poseen mejores resultados que nosotros. La idea no debe ser más conocimiento para la búsqueda de mejores personas, sino menor conocimiento en personas conscientes. 

Con este sistema que tenemos, en vez de crear personas conscientes y capaces de ser por ellas mismas alguien, somos algo que se debe buscar por sus medios obtener recompensa, y a veces no de la manera más justa. 

No sabemos trabajar en equipo, ni de pequeños, ni vosotros en los escaños. ¿Cómo vamos a sacar a delante el país todos juntos? Somos rivales, enemigos que luchan, no por conseguir un fin común, sino por superar e imponerse al rival. También os pasa a vosotros. Nos reímos de los errores de los demás y les damos la espalda, en vez de tender la mano. Encima nos gustan estas situaciones. Lo podemos ver en los programas de más éxito de la televisión. Sí, así somos. Personas perdidas y fácilmente manipulables. Incluso nos divierte ser así. Nos enorgullece ser los primeros en la lista de los países con más descargas ilegales. Y parece que no nos importa.

Sí no conseguís mejorar el país vosotros, no esperéis que nosotros lo hagamos con los medios y la educación que nos brindáis desde que nacemos. No, no es lo correcto.

Menos más que gracias a la globalización, algunos nos estamos dando cuenta que vamos por el mal camino. Puede que para nosotros, los jóvenes, ya sea tarde, pero no queremos que los que vengan sufran igual que nosotros.

Porque hay soluciones. Podemos aprender de otros países. Seguir otros métodos.
Un profesor me enseñó un día una técnica de aprendizaje que se base en que los niños aprendan a través de la curiosidad. Se llama "SOLE" (Self organized Learning Environment) No, no voy a describirte más de este modelo para que busques información y veas de que se trata. Porque ahora te pica la curiosidad y ese es el fundamento. Búscalo, verás lo increíble que es.

Porque queridos gobernantes, los problemas no se arreglan con parches, sino cortando de raíz. No hay miedo por nuestra parte. Estamos cansados de ser los últimos en conocimiento real, y los primeros en conocimientos e ilegalidades.

Educar no es un puñado de folios. Y lo sabemos.

Firmado: Una desconocida luchando por un futuro justo 



---

De nuevo Domingo, con una nueva entrada de la sección decorando con Palabras. Espero que os guste mi reflexión sobre ella, ya que es algo que al fin y al cabo nos repercute a todos.
Si te ha llamado la atención este tipo de entradas, puedes pasarte también por la entrada de mi amiga en When there's no sound.
Un saludo:)

miércoles, 12 de julio de 2017

(IM)Prescindible

Quién no ha pensado de pequeño, y no de tan pequeño, que sería el mundo sin él/ella. 
 
Sudadera Con Capucha, Sueter, Oscuro, Noche, Velada


A la madre del futuro bebé no le hubiera cambiado la vida en el momento que se diera cuenta del pequeño ser que tenía en su interior. La ilusión de un gran futuro por delante, lleno de alegrías, tristezas, sorpresas y desesperaciones. Puede que fuera una noticia buena, o puede que al revés, pero su vida no se habría visto afectada en los siguientes 9 meses.

La decisión de construir una vida alrededor del pequeño ser. A parte excepciones, a una familia siempre le hace ilusión que venga un pequeñín nuevo. Ya se le quiere antes de nacer. Un cuarto nuevo, una cuna, un carrito...y una de las cosas más importantes. Un nombre. El nombre que marcará toda su vida.

Creo que uno de los momentos más felices para una pareja, es el momento en el que poseen a su pequeñín en brazos. Cada cosa que va haciendo nueva el peque, y a veces no tan peque, los padres lo viven intensamente.

Así los primeros años de vida van pasando, donde el pequeño ser, va creciendo y va alegrando la vida a los de su alrededor, a su familia. Sea del tipo que sea. Sea pareja heterosexual, homosexual, o monoparental. Lo bello es ver a pequeña vida jugando con una pelota, diciendo sus primeras palabras, pegando los primeros sustos porque le ha salido algo en la piel que resulta que era una picadura de un mosquito...

Y siempre la familia está ahí. Porque eres para tu familia lo más valioso. Les trajiste una manera nueva de sentir. un afecto distinto y tierno. Una búsqueda de protección constante. Seas como seas: alto, bajo, rubio, listo, perezoso, homosexual, atrevido... Para la familia esas etiquetas que nosotros nos imponemos cuando nos dicen que nos describamos brevemente, no existen. O no deberían existir. Por lo menos en mi familia no. Eres la fuerza que hace latir el corazón de los demás.

Luego está otra gran parte de la vida donde no estarías. Amistad. Desde infantil estamos haciendo amigos, perdiéndolos, viviendo aventuras y microhistorias que a lo mejor con el paso de los años olvidamos, aunque la mayoría están ahí. Gusta quedar y recordar esas pequeñas anécdotas que nos han definido como somos.

Si no hubieras nacido, algo faltaría en el ambiente. No solo por ti mismo, sino en el de tus amigos, tus compañeros de clase, e incluso en tus "enemigos". Nada es lo mismo sin alguien. Da gracias a que has vivido todo lo que te ha acontecido, sea bueno o malo, porque son experiencias para siempre.

Sea lo que sea que te haya hecho pensar que el mundo está mejor sin ti, es erróneo. Eres importante en la vida de otros, lo creas o no. No hay que rendirse, porque después de la tormenta viene la luz y al final, todo esfuerzo tiene su recompensa. Alégrate de estar aquí y poder viajar, estudiar aunque sea un sufrimiento más de una vez, llorar y reír. Son señales de que estás vivo. Y lo que te queda por vivir es muy grande. La pena y la soledad no te ayudarán, pero siempre hay algo que puede servir de guía para avanzar.
No te arrepentirás
Sin ti, el mundo no es igual.

domingo, 9 de julio de 2017

Decorando con palabras #1

Tú. Sí, tú que me estás leyendo. Eres parte de la naturaleza. 

Ser humano. Animal. Planta. Lugar. 
Hombre. Mujer. Enano. Gigante. Bello. Horrendo.



Da igual lo que seas, quién seas. La naturaleza no entiende estas definiciones. Entiende de seres. Y tú, eres uno de ellos. Naciste para formar parte de un entramado mágico que nos une a todos y cada uno de los seres que existimos. Todos nos necesitamos unos a otros, aunque a veces no somos conscientes de ello los seres humanos. Somos magia hecha vida. 
Por mucho que nos queramos diferenciar, por mucho que queramos discriminar y nos guste infravalorar las cosas, no podríamos vivir sin los demás. Y no, no me refiero a los seres humanos. Me refiero a toda la naturaleza que te rodea. 

¿Has pensado alguna vez como vivirías sin plantas? Como amante de la belleza verde, te digo que no, no lo pienses porque si llega a pasar, no estarás vivo. Nos cargamos todo con incendios, con talas de árboles para nuestro beneficio... nuestro propio gran pulmón. 

¿Qué pasaría si estuviéramos sin estaciones del año? Todo tiene su equilibrio en la naturaleza y nos lo estamos cargando también. Una cosa es el clima normal de un lugar, y otro el calentamiento global y los extremismos que estamos viviendo. Es gracioso que veamos a las inundaciones, los huracanes o las sequías como un enemigo. No es un enemigo, somos nosotros mismos sufriendo las consecuencias de nuestros actos.

¿Te imaginas una vida sin las moscas, por ejemplo? El sistema se vendría abajo, y posiblemente tú, que me lees, y yo, que te escribo, podríamos acabar en la tumba. Muchas especies son extintas y se extinguirán por nuestra culpa.

¿un mundo sin el otro sexo? ¿un mundo sin animales? ¿Un mundo sin familia? Podría plantearte miles de preguntas que desestabilizarían nuestro mundo.


La naturaleza es sabia, y nosotros gilipollas. Nos creemos por encima de ella, y no le pisamos ni los talones. Dependemos de ella, en todo el conjunto, todo lo que la compone. Nos permite desarrollarnos a nuestra manera, pero en verdad no suponemos un cargo para ella hasta que sobrepasamos los límites. El otro día me mandaron a whastsapp un vídeo sobre lo que le importábamos nosotros a la Tierra. ¿Sabes cuánto era? Nada (os dejo el vídeo debajo. Los pelos de punta al ver el vídeo)

La Tierra ha sufrido glaciaciones, extinciones, choques de meteoritos y aquí sigue. ¿Crees que nosotros somos importantes? No, somos otra cosa temporal que pisamos su suelo, vivimos aquí y volvemos. Sin embargo nos lo da todo
Al final, todos somos una familia. ¿Nos ponemos científicos? Todos provenimos del Big Bang, es nuestro padre y de él descendemos todos. Respetémonos un poco


Ahora mira la foto. ¿Qué ves? 
Yo veo dos jóvenes que pertenecen a la naturaleza, en todos sus sentidos, y lo saben. Provienen de las raíces, y han vuelto al final de la vida,
otra vez a ella. Han experimentado por suerte ser seres humanos, pero eso no quita de donde provienen. Su identidad


Se puede vivir de dos maneras. Echándolo todo a perder y destruyendo lo que tenemos, o respetándolo. A la naturaleza le da igual, siempre seguirá su camino, pero nosotros somos los que podemos salir perjudicados.


Así que llegado el momento te planteo que salgas de tu casa, vayas a un bosque o parque y  mires a tu alrededor. ¿Eres consciente de lo que tienes a tu disposición? ¿De verdad te parece bien todo el daño que estamos haciendo a esa belleza que contemplas? No te estoy diciendo que te apuntes a campañas y seas un extremista. Solamente colabora en algo. Pon tu grano de arena. Yo tengo una planta en mi cuarto. Le doy de beber y la cuido. Ella no me habla, no me da las gracias como podría darte un hermano. Pero sé que lo siente. Antes que sea demasiado tarde. Porque quieras o no. Eres naturaleza.


El video no me pertenece, es de Natureisspeaking.org

---

¡Hola! Aquí llega un nuevo tipo de entrada para el blog, que haremos de manera simultánea mi amiga de when there's no sound y yo. La idea es comentar de primera impresión una imagen, sin ser coartadas por nada, sin censura. Nuestra opinión en unas pocas palabras. Porque una imagen puede tener mucho más que lo que vemos a simple vista, y cada persona es un mundo en ello. Espero que os guste. Un saludo.

martes, 4 de julio de 2017

Victoria

Falsas lenguas hablarán, pero yo seré la única que sabré la verdad. Cruel, pero real. Dura y despiada. La primera persona es la más clara pura verdad. Me creerás o no. Me llamarás falsa a mis espaldas para sentirte mejor. Sin embargo yo lo sé.
Sigo sabiendo la verdad.
Llorarás de impotencia por tus sentimientos a flor de piel, mientras que en tu cara habrá risas a costa mía y sobre mí. Tus amigos te creerán y me mirarán por la calle por encima del hombro. Tranquilo, a mi no me importará. Sé la verdad.
Darás vueltas en la cama y  murmurarás mi nombre no solo en sueños. Buscarás mi número. Cartas no escribirás, consideras eso antiguo, pero whatsaap me harás llegar. Los leeré, pero ahí quedarán. No vas a ganar. Porque sé la razón que provoca tu falta de felicidad. Mi victoria.
Te da coraje no ganar. Te hiere no verme sufrir. Te atragantas por desear verme hundida y destrozada a costa tuya. Pero no, tus mentiras, tus juegos sucios y tus encantos no me harán ceder.

Aquí estoy, segura de mi misma luchando contra ti, autoproclamándome victoriosa en tu misma ciudad.
Te vencí, puta sociedad.

martes, 30 de mayo de 2017

Mayo. Alegría para unos, hundimiento para otros. Calidez en la oscuridad de la lluvia. Hambruna de tranquilidad, sencillez y estabilidad. Día tras día, damos un paso atrás. Paz en la publicidad. Vista de pájaro a oscuras. Hambre pesada y sonora. ¿Para qué seguir adentrándose en el desierto? Pequeñas sonrisas y malditas redes sociales. Silencio. Un poco de alteración en la Naturaleza. Besos sin pensar y abrazos helados. Confusión mental y armazón en prácticas. Pero sobre todo hambre, hambre de indecisión.

martes, 2 de mayo de 2017

Secretos

Dicen que cada uno tenemos 3 secretos que no vamos a contarle a nadie. ¿Entonces podemos considerar que somos sinceros realmente con las personas que queremos?

Siempre tenemos problemas. Unas veces pequeños, que se solucionan fácilmente, pero otras veces no. Está en nuestra mano decidir si contárselos a alguien, un amigo o familiar; o por el contrario, llevar la carga uno solo, Nos dedicamos a pensar que nuestra vida no puede ser peor, todo lo malo nos pasa a nosotros mismos y es imposible de solucionar. Llega la frustración, la angustia y el sufrimiento. Queremos la atención de la gente de nuestro alrededor pero a la vez queremos estar solos buscando la paz que no encontramos y merecemos.

¿Qué pasa? Nos centramos en que solo existe nuestro problema, el resto de personas que nos rodean poseen una vida dulce, con gente que les quiere y riendo todo el día. Siendo felices. Que ingenuos somos. 

Solo juzgamos la fachada de las personas, lo que vemos sin llegar a conocerla nunca. Todo el mundo posee secretos que no tienen escritos en la frente. Puedes "intentar" llevar una vida feliz, pero no tiene por qué ser. Nos gusta llamar la atención, nos preocupamos por la imagen, y no nos damos cuenta del daño que podemos hacer en una persona hablando de diversos temas. Ser amigo de alguien no es sinónimo de conocerle. Porque no todo son risas en una amistad, y a veces solo valoramos eso. 
Sí, es así. Vivimos día a día quejándonos por cosas insignificantes, cuando los problemas gordos están detrás escondidos.

Crítica a los egoístas que sólo viven en su mundo.

domingo, 30 de abril de 2017

Pequeña ráfaga de viento:
No te mereces ni que te dedique unas palabras, pero no importa. Nadie te llamó, no eras necesaria.
 Eres inesperada, nadie puede predecir que aparezcas y lo pongas todo patas arriba. Traes caos y desorden. Arrasas. Simplemente avivas la llama del recuerdo. Te odio por ello.
Ausente y a la vez oscureciendo tanto el camino, cegando el próximo paso. Desaparece ya. Veneno acumulado.
El intento de arreglar tus ráfagas no sirve, siempre vuelves. Te sigo odiando, aunque esto no evite que te añore a momentos.
Después de una tempestad de sentimientos a olvidar, un simple viento rememora momentos a esconder.
 Calma, nunca dura la calma. Y es necesaria. Mucho.
Maldita ráfaga de viento.

domingo, 19 de marzo de 2017

Lenguaje neutro

Estamos a pie de guerra. En las redes sociales, en la televisión, y generalmente en cualquier medio de comunicación, estamos viendo como hay disputas, desacuerdos y alborotos.
Aunque no lo parezca, estamos en el siglo XXI (con mentalidad de los primitivos, pero bueno). Es levantarnos cada día, y observar cada barbaridad, que dan ganas de volver a meterse en la cama y no salir de los sueños. Sí, esos sueños que pueden hacernos más felices que la propia realidad.

Yo vengo hoy a comentar algo. Sé que hay muchas opiniones sobre esto, y las respeto, al igual que respetaréis la misma, como personas civilizadas que intentamos aparentar.

No entiendo el por qué de feminizar el lenguaje castellano. Entiendo que cierta gente quiera mostrar igualdad de géneros, libertad de expresión, sabiduría...Todo eso está muy bien, ojalá fuéramos ese tipo de sociedad. Sin embargo, atacar a un idioma, me parece una ofensa hacia la lengua materna. Igualmente que queda horrible escribir palabras tipo "Mallo" en vez de mayo, o, "acer", ¿Parece absurdo no? Lo mismo me parece "compañeras" en un sentido común. Lo digo porque sí, porque se usa mucho ahora. ¿Nadie tiene en cuenta que la o en el contexto necesario es generalizador para ambos sexos?

Al igual que a los políticos les da por decir "compañeros y compañeras", intentando homogeneizar al colectivo y que no proteste, cosa que también me parece absurda. Para mí, chica, no me molesta que digan alumnos, jóvenes. ¿Un calendario en femenino? No me burlo de él, hay personas que lo sienten como algo que es necesario, pero a mí también me parece inútil.

Otro tema muy distinto, y que sí que apoyo, es el significado de algunas palabras, que pueden llevar a la discriminación y la ofensa. Buscar "sexo débil" y que encontremos "conjunto de mujeres" es algo incoherente y machista. Esto sí que hay que juzgarlo, porque se atenta contra la dignidad de nosotras.

Creo que todo el tema se nos está yendo de las manos. Por querer igualizar la sociedad, estamos metiendo la pata a lo extremo. ¿No hay término medio? Si en estas seguimos, hablaremos en modo neutro.
@ por todos lados, o con la e. ¿Verdad desconocides?

jueves, 9 de marzo de 2017

Quien calla, otorga. Moverse entre las sombras. Avanzar, pero sin demostrar. El fin justifica los medios. La libertad se paga. Estudiar para llorar. Subir sin avanzar. Caminar sin tumbo. Pensamientos a la deriva, sin sentido y con conocimiento. Locura sincera. Lágrima interna. Sonrisa bella y carcajada falsa. Desconocida entre pensamientos. Amistad sin inicio. Amor con picante. Paciencia veloz. Belleza muerta y fealdad aceptada. El mundo justo y la supervivencia efectiva. La mentira reconocida y comida gratis. Idioma universal. Inteligencia emocional. Valor personal. Alegría eterna. Debate superficial. Viaje sin finalidad. Leyenda sin contar. Maravilla oculta. Luchar sin nada que pelear. Volar a ras de suelo. Flotar en el fondo del mar. Aguantar el peso de la humanidad. Sincerarse. Soñar a la deriva. Respirar aire limpio. Socializar con lo material. Ser la puesta de Sol. Estar como un queso.  Regañar a la montaña. Gritar al fuego. Arrojar el móvil. Totalmente nada. Valorar lo asqueroso. Saltar hacia la gloria. Conmemorar el silencio. Liberarse.
Expresar pensamientos al azar

sábado, 25 de febrero de 2017

¿Existirá el futuro?

"Niños que ahora mismo están naciendo, nunca trabajarán"
-la sexta columna "¿Qué harás cuando un robot haga tu curro?"

---

Entrar en la univerdad te enfoca a mirar continuamente al futuro, tanto para bien como para mal. Sin embargo, tengo claro que ese enfoque con el paso de los años ha ido cambiando brutalmente. 

Vivimos engañados. Nos enseñan que nuestra misión en la vida es estudiar para poder trabajar y obtener dinero que gastar. Claro está, que eso está cambiando. Esta revolución tecnológica, provocará que gente con estudios, no sirva. Si una máquina trabaja por unos cuantos hombres, al final acaba eliminando a los hombres del mercado. Realmente solo valdrán como trabajadores, los técnicos y las máquinas 
Y la pregunta es ¿Y el resto del mundo?
Esa es mi pregunta más enigmática y a la vez temida. ¿Viviremos en un mundo totalmente dividido en dos clases, los ricos millonarios y los pobres prescindibles? ¿Acabaremos con el dinero?¿Guerra?
No creo que sepamos ponernos de acuerdo en una solución común a todo esto. Si se eliminan puestos de trabajo porque una máquina es mejor e infalible, la crisis aumentará. Es que no puedo pensar en este tema sin afirmar que todos tendremos un futuro seguro.
La tecnología ayuda, a la vez que daña. No nos damos cuenta, estamos cegados, al igual que en otros muchos temas. Y pasará como siempre, se tomarán medidas tarde.
Lo que parecía fantasia, ya no lo es tanto.

Y luego, está el ámbito de la sociedad. ¿Aceptaremos cambiar a una persona por una máquina? En la estación de autobuses de mi ciudad, ya no venden billetes en taquilla, es todo automatizado. A mí me da pena. Va a desaparecer el trato personal, la cercanía entre nosotros. Crearemos una sociedad más sola e individualista...Esto nos acabará dominando y separando unos de otros. 
Casarse con máquinas es algo que plantean, y me dejó anonadada. ¿Tan al extremo vamos a llegar? Pero claro, también hace unos años se veía mal ir en falda corta y ahora es normal...
 

jueves, 26 de enero de 2017

Mayoría de edad

La mayoría de edad no existe. En realidad, es un momento al que le hemos llegado a dar demasiada importancia, pero que no vale nada. Solo nos confunde.

Cuando somos pequeños, se nos prohíben cosas, desde ver películas (ya puede ser dependiendo de la calificación, +12 +16 +18) hasta montarte en atracciones en la feria. Apuntarte a tal hobby, ir a algún lugar en concreto... Estamos condicionados. Eso nos hace desde pequeños, querer crecer, llegar a ser algo más mayores y conseguir ciertos privilegios. Sueñas con el futuro, con llegar a ser alguien importante, con vivir lo que no has podido. Y, lo frustrante de eso, es que no se disfruta la infancia como debería de ser. La felicidad la veíamos en el futuro, no en el propio presente, donde vas descubriendo cosas nuevas y vas creciendo de manera natural. 

Sin embargo, cuando llegamos a la edad, parte de esa ilusión se ha perdido. Por mucho que en 
nuestro interior quede un pequeño niño que quiera luchar por sus sueños, ya tiene de nuevo la vida condicionada a su edad. Estudios, clases, entrenamientos... Al final tampoco se disfruta en la madurez lo que queríamos. Ese pequeño ángel que antes se desataba por conseguir sus metas, ya se siente coaccionado, hundido y marchito.

Gracias a todo, no todo el tiempo es así, y a pesar de eso, sabemos sacar nuestro lado tierno e infantil cuando realmente algo nos emociona, nos llega al corazón o nos hace sentir especiales. Somos así, humanos, y por tener ya una cierta mentalidad madura, no quiere decir que no tengamos sueños que, aunque parezcan tontos, ahí están, y nos hacen movernos y motivarnos, vivir.

Yo no creo en la mayoría de edad como un número. No debería definirse así, porque no eres mayor. Nunca vas a ser mayor.  Serás sensato y  maduro.  Es en ese momento cuando deberían valorarte como alguien decente, no por una cifra. Luego vas viendo por el mundo, gente con trece o catorce años que controlan en mundo más que una persona de cuarenta. Somos imbéciles a veces. Seguro que recordáis alguna vez de pequeño cuando tu dabas una opinión en una conversación y no te tenían en cuenta. Luego, seguramente tendrías razón, no sé, pero nadie te tomó en serio en su momento por se pequeñín.
 A veces las palabras más sinceras y bonitas vienen de los niños.

domingo, 15 de enero de 2017

Más allá de las canciones

Una canción, no es sólo una melodía que escuchas. Si fuera así, no dependeríamos tanto de la música. Las letras nos provocan algo interior que nos gusta. Puede ser alegría, tristeza, amor, pasión, soledad... Es fantástico, porque no hay dos personas que sientan lo mismo. Es la mágica de la música. 
Una letra de una canción, es una historia, una vivencia, una aventura contada con armonía. La música se adhiere a las palabras en una perfecta sinfonía.
Y claro, cuando una canción llega más allá nuestra, nos marca de una manera que no puede sustituir nada. Yo hace tiempo empecé una libreta en la que escribía que me hacían sentir ciertas canciones. Voy a buscarla y comentar 5 de ellas.

1. Stop and Stare - One Republic. Al escuchar esta canción, me gusta cerrar los ojos e imaginarme que estoy en algún mirador de mi ciudad, o simplemente perdida en el bosque. Escuchar la tranquilidad que hay alrededor y no el sonido ajetreado de la ciudad. Luego al empezar la canción, olvidarme de todo mi día a día, pararme y mirar la belleza del alrededor. No importan las preocupaciones. Aprovecha el momento de tranquilidad y disfruta. 
El pasado que dejaste atrás, allí debe quedarse y hay que andar hacia delante para avanzar. 

2. Figther - Christina Aguilera. Esta canción la conocí por una serie, en la cual el personaje estaba pasando un momento malo. Sin embargo, coge fuerzas de donde no las hay, porque sabe que lo que sufra ahora, luego le será recompensado.
La canción habla de luchadores. Por mucho que te machaquen, luego esas cicatrices y heridas te harán levantarte y superarte. Quien las hizo, al final se quedará atrás y tú le superarás. Perder algo no siempre es malo, aunque en el momento lo parezca. Me ha pasado con "ex-amigos" que me han intentado hacer daño, como siempre pasa, y al final son ellos lo que acaban mal. Gracias por hacerme una luchadora "chicas simpáticas"

3. Hall of fame - The Script. No hay canción que hable de superación mejor que esta. Lucha por tus sueños, pase lo que pase y digan lo que quiera decir la gente. Al final, si realmente lo deseas, saldrás victorioso y hacer lo que desees. Estar en lo alto, mover montañas y parar el tiempo. Sé el dueño de tu vida.

4. Firework - Katy Perry.  El vídeo de esta canción es precioso. Muestra que, seas quién seas, como sea tu vida, la que te ha tocado, eres hermoso. Seas hombre, mujer, de cierta religión o con tal problema. Ese ideal tal y como eres, y no debes dudarlo. Sube la moral.

5. Fix you - Coldplay. Me recuerda demasiado a una amistad que perdí, en la que me esforcé por esa persona, en salvarla en sus múltiples caídas, y al final no sirvió. Es tan bonita la canción porque cuenta lo que es una amistad en tiempos difíciles. Cuando estás mal y te das cuenta realmente a quién le importas. Quién dejaría de estudiar, de trabajar o sus necesidades para ir a tu puerta y escucharte y consolarte. Darlo todo. Darte todo.

¿Y vosotros? ¿Alguna canción que os haga revivir algo, sentir cierta cosa o simplemente condicionar el día?


viernes, 6 de enero de 2017

Confianza.

Sin duda, ella sabía que acababa de romper la confianza. No sé dio cuenta hasta ese instante de lo que había perdido.

Recordaba de niña, cuando todavía era pequeña y el mundo le asustaba. Temía las calles, el ruido, el ambiente. El mundo en general. Sin embargo, tenía a algunas personas determinadas en quien confiar. Sus padres, su familia. Puede que inconscientemente ella pusiera su vida en las manos de ellos infinidad de veces. La primera vez que se calló; cuando le dijeron que no tocará cierta cosa, y no lo hizo; la vez que descubrió que no debía pasar con un semáforo un rojo... Ese instinto, que los padres tienen de protección, para los niños es seguridad, que al cabo del tiempo pasa a ser confianza.
Ellos van a ser los que den los mejores consejos, y sabes que al final, siempre acabarán teniendo razón. Al fin y al cabo, pasara el tiempo que pasara, para ellos siempre sería su dulce hija.

Sin embargo, pensándolo, llegó a la conclusión de que esa relación, no la había elegido ella. En cambio, sus amigos sí. Amigos que había ido conociendo a lo largo de su vida, desde el jardín de infancia, colegio, instituto, universidad....Era ponerse a ver fotografías de todos esos momento y recordar aventuras inolvidables. Porque es verdad, la familia que elegimos es la que forman nuestros amigos. 

Claro que ella, sabía que no todo había sido un camino sencillo. Hay gente a la que conocer personas le resulta sencillo, dos palabras y tienen su confianza completamente. Ella no había sido nunca así, por lo cual valoraba demasiado a las personas que conseguían entran en su vida. No hacía falta que fueran demasiadas, eso le llenaba. Aunque, como la gente cambia, hay caídas y engaños en esas aventuras. No todo el mundo que entra, llega a quedarse. Ver fotos y mensajes le hizo caer en eso. ¿Cuántas personas habían desaparecido de su vida cuando en su momento parecían que nunca se iban a ir? 

Recordó esa pequeña pelea que tuvo de pequeña con su mejor amiga en ese momento por una tontería. Puede que fuese una tontería, pero rompió una pequeña parte de su ser. A pesar de que luego llegaron a reconciliarse, de vez en cuando le sigue dando vueltas de la verdadera amistad que podría haber surgido, y en cambio, es amistad, pero no tan profunda y asentada.
Recuerda esos cumpleaños a los que la invitaban las niñas de su clase. Todas en ese momento eran una piña. Pero todo decae a cierta edad, y cuando no la invitaron, lloró por ser tan idiota. Una idiota de 10 años.
Recordó la gente que entraba nueva en clase y que le hacía sentir nueva. Conocer a alguien nuevo entre tanta multitud era agradable. Hasta que abusaban de la confianza.

Pero sobretodo, recuerda las grandes pérdidas. Porque, al fin y al cabo, una persona que ha entrado en tu vida hace poco tiempo, normalmente no suele dejar huella grande. Pueden surgir muchas putadas, pero te demuestran la verdadera persona que has pretendido conocer. 
Esas grandes pérdidas que recuerda, son distintas. Son dolorosas, que por mucho que se pretendan olvidar, es imposible. Una persona que se ha ganado tu confianza, se ha ganado una parte de tu ser. Te ha cambiado, puede que de manera positiva o negativa. Ha dejado huella. Los años acaban haciendo eso. 

Un error, puede irse en días, si a la persona la quieres, y te quiere, sea amistad o amor, todo se solucionara. Un fallo gordo no tanto. Ella recordaba fallos gordos de personas que ya no estaban con ella, por suerte o por desgracia, porque le habían hecho daño. Además, si encima ella estaba dando lo mejor de sí por esa persona. Es que claro, hay que aclarar lo que es distanciamiento natural, a distanciamiento forzado por una situación. Ella había sufrido todo, como cualquier persona, pero el segundo es el que marca. Porque es inesperado, de alguien que ha roto las paredes de tu confianza. Demuestra que ya no quiere ser más parte de tu familia elegida, y, aunque tú lo intentes arreglar, es tóxico al final. 
Ella lo sabía. No sabía si la otra persona tendría la suficiente voluntad para olvidar todo, pero ella no, después de un año, no podía. Era tonta y lo sabía. Pero sin duda tenía claro que lo que más le había dolido era que había quedado en evidencia a su alrededor por la otra persona, lo había arriesgado todo, para luego no recibir nada bueno. Solo cuchillos. 

Claro que, aprendió. Valora lo que tiene a su alrededor en cada instante. Sabe que igual que recibe, debe dar, porque eso es la confianza. Y hay que tener cuidado. Las amistades verdaderas, no sabía si eran las que tenía ahora, pero ciertamente creía que sí. Habían estado en esos momentos difíciles, y el apoyo es la base de todo. No todos somos duros como piedras. Necesitamos cariño, alegría y sentimentalismo en nuestra vida. Sin eso, no somos nada. Y ya lo había recibido, y lo sigue haciendo por quienes están ahí. Esas fotografías son las reales y que perduran, de momento. Por lo menos, sabe que merece la pena luchar por ellas después de todo.

Una confianza es tan fácil como un cristal. Cuesta hacerlo y mantenerlo, pero fácil de romper. Ella sabía que el pegamento no podía arreglar nada, las grietas seguían ahí a pesar de todo. Debía vivir con ello, puesto que no creía en que el tiempo arreglase todo.
Hay una delgada línea entre confianza y sufrimiento.



miércoles, 4 de enero de 2017

Querido 2017

Querido 2017:

"Vamos a empezar diciendo la realidad, va a ser un año más. Punto.
No voy a esperar nada de ti. No me he buscado propósitos y metas que alcanzar en este tiempo. Sé que no se van a cumplir. Por una parte no van a hacerlo porque al final no tengo la fuerza de voluntad suficiente, y por otro, porque no todo el mundo tiene buena suerte.

Por eso, odio los propósitos de año nuevo. Prefiero empezar haciendo otra cosa. Quiero, 2017, hacerte preguntas, inquietudes que me surgen.

¿Cuánta gente te vas a llevar de mi lado este año?
Todos los años pasa igual, y no creo que seas tú un año mejor. Todos los años perdemos personas, pero no solo me refiero a las que fallecen, sino a las que nos abandonan de nuestro lado. Las que nos prometieron estar ahí para siempre y seguramente ahora han borrado nuestro número de teléfono. Personas que pensabas conocer y te sorprenden en un instante. Además, te pediría que si me arrebatas a alguien, que sea sin dolor. Eso es lo peor. Lo doloroso no es cuando una persona desaparece de tu vida y deja una huella, sino cuando no está presente físicamente pero sí en el ambiente. En los pensamientos. Evítame indirectas anda.

¿A cuánta gente voy a hacer daño?
Sí, todo hay que decirlo. Uno recibe, pero también da. Está claro, que a veces ese dar es inconsciente, todos hemos hecho daño a alguien sin querer, accidentalmente. Sin embargo, no todo son bonitos caminos, y a veces nos volvemos personas que no creíamos que estaban dentro nuestra. Sacamos a un pequeño diablo interior. Fíjate, mis amigas el otro día me compararon con una partida de bolos. Vamos a decirlo, me puedo tirar mucho tiempo sin coger un bolo, aguantando lo que sea, pero que cuando lo cojo, hago pleno. No pensaba que me vieran tan mala jajjaja. Pero sí, en verdad en los ámbitos que son relacionados con la gente que me importa, aprendí que hay que defender. Porque duele ver a una persona que quieres que tiene el autoestima por los sueños. Duele ver llorar a los mismos ojos que has visto reír. Hay que intentar luchar por los que se quieren.
Eso sí, yo no soy quién tira el bolo primero eh? Paciencia tengo 2017, no lo arruines.

¿Cómo será la gente que conozca este año?
2016 se portó bien, intenta superarlo. Sin duda la facultad y su gente, de todos los sitios, me han enseñado puntos de vista, versiones y vidas muy variadas. No todo es lo que creemos ver, no todo es lo que pensamos, no todo es lo que nos enseñan. Me puedes enseñar a gente de todo tipo, pero me quedaré con quién merezca la pena.


¿Felicidad?
Sé que no puedes dármela. Que al fin y al cabo, como cualquier persona, me voy a levantar días que me comeré el mundo, y días que no quiera salir de la cama. Ya, no hace falta que lo digas. Pero no quiero que seas un año triste, y quiero disfrutar. Ya me la intentaré ganar yo.
Solo puedes hacerme feliz, dejando a mi familia como está, y dejándome mantener a las personas de mi alrededor que realmente me importan y me quieren. No son muchas. No quiero muchas. No van a superar los dedos de las manos. 

No sé que más preguntarte, antes tenía bastantes ideas, pero se han ido. 2017, no me falles. Quiero vivir sorpresas, alguna locura, irme a las nubes y saltar. Quiero llorar, reír hasta que mis amigas me tengan que hacer callar; sufrir para levantarme y aprender. Pero más que nada, quiero seguir siendo yo ¿Está permitido?"